La firma de inversión privada más grande de Finlandia está reinventando el concepto de recursos humanos para adaptarse a la era robótica.

Jouko Pölönen, de 48 años, flamante máximo responsable de Ilmarinen Mutual Pension Insurance de Helsinki, dice que “recursos humanos debe hacerse responsable” de la forma en que la nueva tecnología está modificando radicalmente la dinámica del trabajo.

Esto va más allá de la automatización de determinadas tareas, dijo Pölönen en una entrevista en la sede central del fondo. La tecnología significa que las personas no pueden depender de las capacidades que tenían en el pasado para llegar al futuro. Se trata de “aprender y manejar nuevas capacidades y cambiar la manera de trabajar”, dijo.

El departamento de RRHH de Ilmarinen incluye ahora a expertos en robótica, dijo Pölönen. “Están diseminados en los departamentos para analizar cómo manejar los procesos en forma más inteligente”.

Con activos de US$54.000 millones bajo gestión, Ilmarinen tiene en este momento poco menos de 700 empleados humanos. Pero la lista de personal incluye a Tarmo, un robot cuyo nombre significa en finlandés vigor e impulso.

Los empleados humanos de Ilmarinen no ven en Tarmo una amenaza que los volverá superfluos, dijo Pölönen. Tarmo es más “un colega que puede encargarse de las tareas y rutinas más tediosas”, dijo.

Algunas de estas tareas aburridas se refieren a cosas como manejar las solicitudes uniformes de pensiones. Pero otras siguen siendo demasiado complicadas para Tarmo, como por ejemplo pensar cómo volver a capacitar a una persona que, debido a una enfermedad o una lesión, no puede continuar en su empleo actual.

Pölönen dice que quienes temen que los robots les hagan perder el empleo deben asegurarse de seguir aprendiendo. También señala que más tecnología significa economías más ricas y productivas en general, lo cual es bueno para los humanos.

“La habilidad clave de aquí en más será la de aprender”, dijo. “Y eso se aplica a todos, desde cada uno de los empleados hasta cada uno de los gerentes”.