Ninguna persona en la historia ha conseguido nada importante por sí misma. Los logros de todas las civilizaciones se han conseguido como un grupo y no por una sola persona. El líder es importante pero sin el equipo no es nada.

No importa lo inteligente, talentoso, apasionado o las grandes habilidades que tengas, si quieres conseguir algo, siempre dependerás de alguien y cuanto más grande es lo que quieres conseguir, un mejor equipo tendrás que formar. Además, tendrás que conocerlo e inspirarlo para que funcione bien y persevere en conseguir sus objetivos. Un objetivo es lo que estas tratando de lograr de forma consciente, es lo que quieres conseguir y a lo que se dirigen tus esfuerzos. La definición de objetivo puede ser “un resultado final observable y medible que se alcance en un periodo de tiempo”. Con el concepto del establecimiento de objetivos se pretende aumentar considerablemente el nivel de efectividad y eficacia en el trabajo, estudio, deporte, etc.

.- Qué es un objetivo. Poner un objetivo significa concentrarse en un resultado deseado y perseverar hasta conseguirlo. Un estudiante puede fijar la meta de aprobar un examen. Un atleta podría fijarse correr 5 kilómetros al día. Un empresario puede fijarse ganar cierta cantidad de beneficios al año. La gestión de objetivos puede dar beneficios en todas las áreas de la vida personal. Saber lo que se quiere conseguir hace que las personas sepan en qué concentrarse y mejorar, y a menudo subconscientemente se prioriza esa meta. El establecimiento de objetivos y la planificación promueve la visión a largo plazo y la motivación a corto plazo. Se centra la intención, el deseo, la adquisición de conocimientos, y ayuda a organizar los recursos.

.- Pasos para ponerse objetivos
1- Escribe los objetivos en un folio/agenda de forma específica: Si escribes objetivos específicos, tendrás más posibilidades de conseguirlos; esto está demostrado científicamente. Lo mejor es especificar lo que esperas lograr de forma cuantitativa (con números). Por ejemplo: “El próximo 30 de Junio habré adelgazado 8 kilos”. Por otra parte, escribirlos ayudará a que los recuerdes. Los puedes poner en tu armario, un panel que tengas en la pared o con un simple imán en el frigorífico.

2-Si te marcas objetivos más difíciles, tendrás mayor rendimiento: Si realmente deseas conseguir lo que te propones y te propones objetivos difíciles de conseguir, obtendrás un mayor rendimiento. Si por ejemplo te pones el objetivo de “Correré la maratón en 2 horas”, disminuirás el tiempo mucho más que si te propones el objetivo de “correré la maratón en 3 horas”. No seas conformista, cree en tus posibilidades, confía en ti mismo y proponte objetivos difíciles.

3-Ponte objetivos alcanzables: Esto es importante a combinar con el apartado anterior. Si concibes un objetivo como inalcanzable, dejarás de esforzarte y tu motivación disminuirá. El truco está en pensar un poco más allá de lo que sueles lograr y cuando avances, volver a pensar más allá de lo que has conseguido.