A los 19 años, Ishan Goel es más que un influencer: como estratega de marketing, se ha convertido en un cazador de las tendencias que se imponen entre los jóvenes de su generación, los post-Millennials, llamados Gen-Z o Centennials. Y Goel sabe algo: estar en Facebook “no es cool”, según dijo a Business Insider. Las estadísticas le dan la razón: los nacidos entre 1995 y 2010 sólo eligen Facebook en un 10%, mientras que prefieren Snapchat.

Un nuevo estudio del Pew Research Center (PRC) advirtió: “Cuando se trata de cuál es la plataforma online que los adolescentes usan más, aproximadamente un tercio dijo que visita Snapchat (35%) o YouTube (32%) con más frecuencia, mientras que el 15% dijo lo mismo sobre Instagram”.

Los resultados confirman una medición de noviembre de 2017, realizada por la compañía Piper Jaffray, en la que sólo el 9% de los miembros de la Gen-Z eligió a Facebook como su plataforma online —lo cual implicó una caída en sus preferencias del 4% desde un año antes—, mientras que favorecían a Snapchat en un 47% y a Instagram en un 24 por ciento.

Según la interpretación de los datos que se hizo en el momento, los adolescentes no sólo tienen la familiaridad tecnológica propia de los nativos digitales, sino que son individualistas, pragmáticos y socialmente responsables, todo lo cual los aleja de Facebook y sus problemas con la privacidad. Prefieren, así, redes sociales como Snapchat, Secret y Whisper.

Esta novedad afectó en parte la ubicación de Facebook en el ranking de sitios más visitados: según la medidora Alexa (que pertenece a Amazon), pasó del tercer lugar al cuarto, superado por Reddit. El liderazgo de visitas sigue en manos de Google, seguido por YouTube. Esto también puede deberse a que los Gen Z prefieren mirar 10 horas de videos antes que 10 horas de cable, según Piper Jaffray.

Se dice que los Millennials mataron industrias como el jabón en barra y las servilletas de papel; los post-Millennials, parece, podrían terminar no sólo con el calzado tipo Crocs, que detestan, sino también con Facebook. “A la gente no le gusta publicar tantas cosas de manera consistente”, dijo Goel a Business Insider.

El estudio de PRC —mucho más amplio y realizado entre marzo y abril de 2018— detalló: “Hasta hace poco, Facebook había dominado el paisaje de las redes sociales entre los jóvenes estadounidenses, pero ya no es la plataforma en línea más popular”. El 51% de los adolescentes usan la red social en alguna ocasión, “notablemente menos que los que usan YouTube, Instagram o Snapchat”. Y también notablemente menos que los que la usaban en la encuesta anterior de PRC, realizada en 2014-2015, cuando el 71% interactuaba en Facebook.

El cambio se basa, entre otros factores, en que “la posesión de un smartphone es un elemento casi ubicuo en la vida adolescente: el 95% de los adolescentes dicen hoy que tienen un teléfono inteligente o acceden a uno”, según el informe. En la medición anterior, de 2014-2015, el 73% poseía o podía usar uno de estos dispositivos.

“Estas conexiones móviles a su vez alimentan actividades en línea más persistentes: el 45% de los adolescentes dice que están en línea casi constantemente”, agregó el texto.

Otros elementos destacables del estudio de PRC es la actitud de los Centennials ante el efecto de las redes sociales: el 45% cree que no es positivo ni negativo, mientras que el 31% lo considera positivo y el 24%, negativo.