Eternamente amor es el nombre del sencillo que el ministerio Su Presencia lanza como adelanto de su nueva producción y es uno de los aportes musicales con ritmo latino del noveno álbum del grupo bogotano.

La canción expone una poderosa verdad inspirada en Isaías 54:10: Pues las montañas podrán moverse y las colinas desaparecer, pero aun así mi fiel amor por ti permanecerá; mi pacto de bendición nunca será roto —dice el Señor, que tiene misericordia de ti—. (NTV).

 

 

9 cosas que tienes que saber sobre el nuevo sencillo de Su Presencia

  1. Se ganó el título de Eternamente amor porque de principio a fin menciona la hermosura, infinidad, extravagancia y firmeza del afecto de Dios por sus hijos.
  2. No es una balada ni una pieza de rock, es un pop latino con elementos de reguetón, el primero en la discografía de Su Presencia.
  3. Es una composición de Juan Muñoz, James Estrada, Loreni Fajardo y la pastora Rocío Corson.
  4. La inspiración fue Isaías 54:10: Las montañas podrán moverse y las colinas desaparecer, pero aun así mi fiel amor por ti permanecerá…
  5. “Dios es amor y todo lo que Dios es, lo es eternamente. Si Él es santo, Él es eternamente santo, si Él es amor, Él es eternamente amor”. Esa lección del libro Los atributos de Dios de A. W. Tozer. fue un elemento inspirador clave para Juan Muñoz, en la composición de esta canción.
  6. Los compositores creen que Eternamente amor es una manera dinámica de enseñar algo de teología: “Hablamos la verdad, el amor de Dios es eterno y lo comunicamos por medio de un ritmo latino fusionado con reguetón”.
  7. Otro de los propósitos con este sencillo es resaltar el hecho de que nuestro amor tiene límites mientras que el de Dios es infinito, así que “tenemos que beber de ese amor para darlo a otros”, aseguran los compositores.
  8. Eternamente amor y Dices de mí serán la cuota latina del nuevo disco de Su Presencia, que está a pocos días de ser lanzado oficialmente.
  9. Así dice el coro de esta nueva canción: “Eres eternamente amor, profundo e infinito. Tan grande que sacia la sed mi corazón. Derrama de tu amor, de tu infalible amor. Quiero vivir sumergido en tu presencia, Señor”.