La esperanza tiene manos que sirven a los pobres. La esperanza confía incluso cuando el diagnóstico parece sombrío. La esperanza dice que sí, antes de hacer la pregunta. Mientras haya esperanza, habrá vida. Y para esta mentora de toda una nueva generación de líderes de adoración, mientras haya vida, hay adoración.

“La adoración empuja y aleja el ruido de la vida”, explica Darlene, quien junto con su esposo Mark pastorea Hope Unlimited Church en Nueva Gales del Sur, Australia. “En ese lugar, le escuchamos hablar, nos hacemos más parecidos a Él, estamos satisfechos en Su presencia, dados los frutos del Espíritu. Con los años, he tenido la sensación de que tal vez todo esto realmente se trata de la Gran Comisión. Una vez que Él tiene nuestros corazones, entonces Él tiene nuestras vidas… la adoración tiene más que ver con lo que viene de nuestras vidas, no sólo con nuestra boca”.

Y mucho ha venido de esta vida llena de adoración. Llevar la esperanza y el amor de Cristo al mundo ha sido durante mucho tiempo el llamado de Darlene y Mark a través de su trabajo de larga data dentro de la Iglesia y por medio de agencias de socorro como Hope:Global, una organización que fundaron para servir a los más pobres de entre los pobres. Los Zschech creen que si nuestra adoración es para cumplir el propósito de Dios, debemos estar dispuestos a decir “Aquí estoy, envíame”.

Es la contestación y la respuesta que impulsa a toda la congregación Hope Unlimited. Y es el mensaje general de la más reciente grabación de Darlene, un álbum en vivo y su primer proyecto tras un devastador diagnóstico de cáncer en 2014.
El lanzamiento global Here I Am Send Me (Hineni) presenta 11 canciones nuevas escritas por Darlene y su equipo en Hope Unlimited, junto con los escritores invitados Martin Smith, Paul Baloche, Jenn Johnson y Leeland Mooring. Es, dice ella, un asunto de familia y el trabajo más intencional de su vida.

“La primera mención de la adoración en la Biblia está en Génesis 22”, dice Darlene sobre el ímpetu detrás de la canción que da título al disco. “Dios llama a Abraham, y Abraham dice, ‘Sí Señor’, que se traduce en hebreo como ‘hineni’, lo que significa ‘Lo que sea que estés pidiendo, mi respuesta es sí’. Incluso antes de preguntar, antes de nada, mi respuesta es ‘Sí’”.

Es una proposición que asusta, este “sí” sin reservas. Pero habiendo recibido el poder del Espíritu Santo, Su sanidad y gracia, no hay otra respuesta para esta madre, abuela y madre espiritual de incontables más.

Here I Am Send Me comienza apropiadamente con una declaración en pleno de la grandeza de Dios en la canción “You Are Great“, escrita con Martin Smith (Delirious?) en respuesta a la temporada más desafiante de su vida.

Eres grande / Mayor que lo que el mundo ha visto / Más alto que los cielos sobre mí

“Cuando estaba en mi estado de más enfermedad, Martin voló desde Inglaterra para sentarse con nosotros, cantar canciones en nuestra iglesia, caminar y hablar conmigo y mi marido, dándonos ánimo con sus palabras todo el tiempo”, dice Zschech, con su voz llena de emoción recordando los días oscuros después de su diagnóstico de cáncer de mama que ahora está en remisión. “Era la primera semana de tratamiento y sentía que iba a morir, y Martin dijo: ‘Darls, sé que vas a querer escribir canciones acerca de esta temporada. ¿Qué quieres decir?’ Y le dije: ‘Quiero decir «¡EL ES GRANDIOSO!» Así que escribimos esta canción juntos y la hemos cantado en nuestra iglesia. Ahí es donde empezó… En medio del fuego, no cambia quién es nuestro Dios”.

A partir de ahí, dice ella, el álbum emprende un viaje, siempre declarando la grandeza, el amor y el llamado de Dios, y nuestra respuesta.

You Will Be Praised”, escrita con Paul Baloche y Jenn Johnson durante el primer regreso de Darlene a América después del tratamiento del cáncer, declara abiertamente el poder del Espíritu Santo viviendo entre nosotros que hace que la falta de miedo sea posible en cada estación y circunstancia de la vida. Es, en muchos sentidos, el testimonio de Darlene.

Aunque camine por los valles más oscuros / No hay miedo porque Tú estás conmigo / Tú me has sostenido a través del fuego / Jesús Tú estás aquí conmigo … A través de cada tormenta Tú permanecerás / En la muerte y en la vida No tendré miedo / Con alegría o con dolor Tú serás alabado

“Significó tanto tener esa oportunidad y atesoré cada segundo”, dice Darlene. “Nos sentamos y hablamos de la fidelidad de Dios. Tengo 51 años, y nunca pensé que estaría haciendo esto a mi edad. Hay una frescura en mí. En nuestra cultura la juventud es casi adorada. Pero hay algo que decir cuando has visto la fidelidad de Dios una y otra vez. Hay algo que decir de la confianza que crece con el tiempo”.

Kingdom Come”, otra pista destacada que está lista para ser incluida en el programa de adoración, fue coescrita con Thomas Macken y refleja un tema de enseñanza de un año en Hope Unlimited.

“Tom es un genio no reconocido”, dice Darlene. “Acaba de escribir una canción para Tori Kelley, fue nominado a un American Music Award, pero dirige la adoración como cualquier otro… vuela a casa y ordena las sillas en la iglesia… es simplemente hermoso”.

Love and Wonder”, escrito por la hija adolescente de Zschech, Zoe, y la integrante del equipo Hope, Bonnie Grey, ofrece un tranquilo interludio dentro de la lista de canciones. “Ella estaba abajo en el piano”, recuerda Darlene, “y escuché esa pequeña cosa, como un pedacito de cielo, de verdad”. Mamá decidió que tenía que ir en el álbum y los oyentes entenderán por qué cuando escuchen el estribillo.

Beloved”, un himno moderno de rendición coescrito por Darlene con Leeland Mooring y Casey Moore, toma sus indicios de “When I Survey The Wondrous Cross” escrito por Isaac Watts, compositor de himnos del siglo XVII.

“Leeland lo había puesto en su álbum, y era hermoso. Quería grabarlo pero simplificarlo”, dice Darlene quien recuerda un dulce momento durante la grabación cuando la iglesia comenzó a cantar espontáneamente mientras el equipo terminaba la canción. “Escuchas que la gente empieza a responder… es un momento realmente santo”.

El álbum está lleno de momentos así. Pero tal vez más que cualquiera de las pistas mencionadas anteriormente, “Here I Am Send Me” y “Go” encapsulan el corazón y la pasión de esta pionera de la adoración y su inequívoco “sí”.

Aquí estoy envíame / Envíame a las naciones / Envíame a mis vecinos / Envíame con Tu amor
“Go” es una canción de comisión que cierra el álbum. “No puede ser más directo”, dice Darlene con una carcajada. “En Efesios obtenemos esa sensación de ser comisionados hacia el mundo para compartir Su amor. Yo escribo acerca de tribus, tierras y vecindarios… Cuando llegas a Su presencia, cuando le permites a Él entrar en lugares difíciles, te levantas sabiendo que debes ir y compartirlo. Su amor es lo que falta en el mundo”.

Aquí vamos ahora Tu iglesia / Iremos a todo el mundo / Cada tribu cada tierra / Como Tus pies y manos amorosas / A los ricos a los pobres / La gracia fluye para todos nosotros / Nada falta nada roto / Él hace todas las cosas nuevas / De la ceniza del fuego / Hay esperanza hay vida nueva… Dile al mundo que lo exalte a Él en alto

“El cáncer es algo gracioso”, continúa Zschech. “A los médicos no les gusta usar la palabra ‘sanado’. Les gusta decir ‘en remisión’… pero estoy creyendo el diagnóstico de Dios sobre mi vida. Yo repito el Salmo 91 sobre mí misma todos los días, tomo mi medicina y tomo la Palabra de Dios y hago lo mejor que puedo hacer en lo natural y confío en Dios con aquellas cosas sobre las cuales no tengo poder”.

“Ninguno de nosotros sabe cuántos días tenemos”, continúa ella. “Independientemente de los días que yo tenga — y estoy declarando llegar a la vejez — quiero vivirlos intencionalmente. Quiero vivir el amor de Cristo… Donde sea que vayamos, llevamos la presencia del Señor; llevamos Su presencia y Su esperanza, Su extravagante amor. Es un viaje. Aún no estoy allí, pero ese es el viaje al que estoy dedicada”.

[Escrito por Melissa Riddle Chalos]