Originario de Sydney, comenzó a dirigir la adoración con Hillsong a fines de la década de 1990, aunque han pasado años desde que escribió música para ellos, este fin de semana recurrió a Instagram para informar a sus seguidores que «realmente estoy perdiendo la fe».

Él escribió:

Es hora de hablar de verdad. Realmente estoy perdiendo mi fe, y eso no me molesta. Como, lo que me molesta ahora no es nada. Estoy tan feliz ahora, tan en paz con el mundo. Es una locura.

Este es un momento de ser sincero, así que aquí voy … ¿Cuántos predicadores caen? Muchos. Nadie habla de eso. ¿Cuántos milagros suceden? No muchos. Nadie habla de eso. ¿Por qué la Biblia está llena de contradicciones? Nadie habla de eso. ¿Cómo puede Dios ser amor y enviar a cuatro mil millones de personas a un lugar, todo porque no lo creen? Nadie habla de eso. Los cristianos pueden ser las personas más críticas del planeta, también pueden ser algunas de las personas más bellas y amorosas. Pero no es para mí.

Ya no estoy en nada. Quiero una verdad genuina, no el tipo de verdad «solo lo creo». La ciencia sigue perforando la verdad de cada religión. Muchas cosas ayudan a las personas a cambiar sus vidas, no solo una versión de Dios. Tengo mucho más que decir, pero para mí, lo mantengo así. Deja de seguir leyendo si lo deseas, nunca he tratado de vivir mi vida por los demás.

Todo lo que sé, es lo que es cierto para mí en este momento, y el cristianismo me parece otra religión más en este momento. Podría seguir, pero no lo haré. Ama y perdona absolutamente. Sé amable absolutamente. Sé generoso y haz el bien a los demás absolutamente. Algunas cosas son buenas sin importar lo que creas. Deja que la lluvia caiga, el sol saldrá mañana.