Millones de hectáreas han sido arrasadas por el fuego y casas enteras han sido tragadas por las llamas. Más de 20 personas han perdido la vida. Según una estimación, aproximadamente 500 millones de animales han muerto en Nueva Gales del Sur. Y en el país, el verano apenas comienza.

Junto con una serie de imágenes publicadas en su página de Facebook, el político australiano Leon Bignell calificó la realidad de los incendios como “horrible”.

“Conocimos a algunas de las muchas familias e individuos que se quedaron sin hogar después del incendio y todos necesitamos trabajar unidos para ayudarles a que se recuperen lo antes posible. Sin embargo, las cicatrices mentales nunca podrán sanar”, dijo.

He aquí un vistazo a la gravedad de los incendios en el país hasta el momento:

Los números

  • Unos 2.700 bomberos luchaban contra los incendios hasta el domingo.
  • Tres murieron.
  • La Fuerza de Defensa de Australia dijo el domingo que había llamado a 3.000 elementos de reserva del ejército y otros con capacidades especializadas para ayudar a combatir las llamas.
  • Hasta el lunes había alrededor de 136 incendios ardiendo en Nueva Gales del Sur.
  • De esos, 69 no están contenidos, dijo el lunes el Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur.
  • Las autoridades dicen que 24 personas han muerto en todo el país durante esta temporada de incendios.
  • La mayoría de las víctimas, 18, provienen de Nueva Gales del Sur, que es el estado más afectado por las llamas. Tres personas murieron en Victoria y otras tres en Australia del Sur.
  • Hasta el lunes, dos personas también continúan desaparecidas en Nueva Gales del Sur.
  • Cerca de 480 millones de animales han muerto en Nueva Gales del Sur, estima el profesor Chris Dickman de la Universidad de Sydney. “Es probable que la mortalidad real sea sustancialmente mayor que la estimada”, dijo la universidad en un comunicado.
  • Casi un tercio de los koalas en Nueva Gales del Sur pueden haber muerto en los incendios, y un tercio de su hábitat ha sido destruido, dijo la ministra federal de Medio Ambiente, Sussan Ley.
  • En diciembre, el humo en Sydney era tan malo que la calidad del aire superaba 11 veces el nivel “peligroso”.
  • En total, se han quemado unos 6 millones de hectáreas en los seis estados del país. Eso es más grande que el territorio de Bélgica y Haití combinados.
  • Solo en Nueva Gales del Sur, más de 1.300 casas han sido destruidas y han ardido 3,6 millones de hectáreas.
  • El primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció el lunes un fondo de US$ 1.390 millones para ayudar a reconstruir las comunidades afectadas por los incendios.
  • Aproximadamente US$ 347 millones serán asignados dentro de este año, agregó el Tesorero de Australia, Josh Frydenberg.
  • El primer ministro ya ha dicho que hasta US$ 4.200 se destinarán a cada uno de los bomberos voluntarios que combaten los incendios durante más de 10 días.