“El aumento del tiempo que se pasa en espacios interiores y de las actividades que implican una visión de cerca están provocando que un mayor número de personas padezcan miopía. El aumento del tiempo en el exterior puede reducir este riesgo”, alertó ayer la Organización Mundial de la Salud en el marco del Día Mundial de la Visión que se celebra hoy.

Con el desarrollo de los nuevos teléfonos inteligentes, tablets o televisores de grandes pulgadas en los últimos años, el problema de la exposición a las pantallas ha crecido exponencialmente y genera voces de alerta en la comunidad médica internacional.

“Los niños que pasan mucho tiempo en casa o en lugares cerrados frente a una pantalla, en un entorno de distancia corta y de luz artificial, son mucho más propensos a que en ellos aparezca o se desarrolle la miopía”, agregó el informe de la OMS, que estima que la cifra de miopes para el 2025 podría ascender a 324 millones de personas.

“Hay un aumento notorio de la prevalencia de miopía en jóvenes en las últimas décadas, y esto se ha vinculado al menor tiempo de vida al aire libre y exposición a la luz solar, por un lado, y al uso cada vez más frecuente y por largos períodos de pantallas y dispositivos a corta distancia”, afirmó a Infobae el doctor Nicolás Fernández Meijide, subjefe del servicio de Oftalmología del Hospital Italiano.

“Esto tiene que ven con el hábito indoor que está muy presente en la actualidad, en detrimento de pasar varias horas por día expuesto a luz natural”, agregó Fernández Meijide, que aseguró que en algunos países incluso, los porcentajes poblacionales de miopía superan el 70% en niños”.

En tanto, el doctor Rogelio Ribes Escudero, médico oftalmólogo, especialista en córnea y superficie ocular, explicó a Infobae que existe hoy una “epidemia de miopía” y la misma tiene origen en la cercanía a los ojos con la que los chicos y jóvenes colocan las diferentes pantallas. “Cada vez hay más chicos miopes que pasan más tiempo frente a un teléfono celular o Tablet que al aire libre, realizando alguna actividad recreativa”, precisó el especialista miembro de la Sociedad Argentina de Superficie Ocular.

“Está comprobado en distintos estudios científicos que el sol disminuye la progresión de la miopía debido al efecto que tiene la luz solar en el neurotransmisor de la dopamina. Esto, disminuye lo que los oftalmólogos describen como el alargamiento del ojo”, indicó Ribes Escudero.

“La Sociedad de Oftalmología de EEUU recomienda que cada 50 minutos de uso de pantallas, debe haber un descanso de al menos 10 minutos al aire libre, en lo posible al contacto con la luz solar”, agregó el especialista.

“Muchas horas de lectura generan un espasmo de acomodación en el ojo, por lo que una salida al exterior permite que descanse el músculo ciliar, encargado de enfocar de cerca”, agregó.