El multimillonario candidato presidencial de los Estados Unidos, Michael Bloomberg, utilizó mano de obra carcelaria para hacer llamadas para su campaña, informó el martes el sitio web de investigación The Intercept.

Bloomberg calificó el informe como “fundamentalmente preciso” y dijo que su campaña ya había terminado su relación con la compañía involucrada.

The Intercept informó que la campaña del ex alcalde de Nueva York contrató, a través de un proveedor externo, la compañía de centro de llamadas ProCom con sede en Nueva Jersey. ProCom administra centros de llamadas en Nueva Jersey y Oklahoma, donde dos de sus centros de operaciones operan desde las cárceles estatales, dijo The Intercept.

El sitio web además contó que mientras ProCom pagaba el salario mínimo federal de $7,25 dólares por hora al departamento de correcciones del estado, el departamento limita el pago de los prisioneros a $20 por mes.

En al menos una de esas cárceles de Oklahoma, un centro para mujeres con seguridad mínima, se contrató a las reclusas para hacer llamadas en nombre de la campaña de Bloomberg, según el informe.

Bloomberg dijo que su campaña solo se enteró de esta situación cuando el periodista de la historia los llamó.

“Pero tan pronto como descubrimos qué subcontratista del proveedor había hecho esto, inmediatamente terminamos nuestra relación con la compañía y las personas que los contrataron”, dijo en un comunicado.

«No respaldamos esta práctica y nos estamos asegurando de que nuestros proveedores examinen más adecuadamente a sus subcontratistas en el futuro».

Meses después de los líderes Joe Biden y Bernie Sanders, Bloomberg anunció a fines de noviembre su candidatura para la nominación del Partido Demócrata para desafiar a Donald Trump en las elecciones presidenciales del próximo año. Bloomberg tiene un patrimonio neto de más de $54 mil millones de dólares, según Forbes.

Él está usando esa fortuna personal para gastar mucho en campañas publicitarias en línea y de televisión, y su campaña está saltando estados cruciales que han trabajado durante mucho tiempo con rivales menos acomodados.

The Intercept dijo que le preguntó a Stephen McQuaid, director de desarrollo comercial de ProCom, si la compañía había trabajado para Bloomberg.

«Que yo sepa, no lo estamos, y tampoco he oído que estábamos haciendo marcaciones para la campaña de Bloomberg o en nombre de ellos a través de otra persona, ni he oído que los estamos haciendo actualmente, pero no estoy en una posición para saber cada campaña que se está llevando a cabo «, dijo.