Elon Musk escribió en su cuenta de Twitter que planea bombardear Marte. Pero ¿por qué haría una cosa así? En la publicación no ofrece demasiado detalles, solo deja en claro que esa es su intención. No es la primera vez que esto ocurre. De hecho en 2015, durante una entrevista en The Late Show with Stephen Colbert planteó esta misma idea.

En aquel entonces dijo que bombardear el planeta rojo ayudaría a hacerlo habitable para la humanidad. El empresario explicó, en aquella oportunidad que si se detonan bombas nucleares en los polos de Marte, se derretirán los hielos y así se liberaría vapor de agua y dióxido de carbono que ayudarían a generar un efecto invernadero para elevar la temperatura del planeta, y la presión del aire.

Cabe destacar que el fundador de Space X y Tesla planea generar una colonia de personas en ese planeta, un concepto en el que viene trabajando hace tiempo. De hecho está desarrollando un prototipo de cohete para viajar a Marte que se llama Starfish o BFR (Big Falcon Rocket). Y no hay que olvidar que el Tesla Roadster que Elon Musk lanzó al espacio en febrero de 2018 acaba de completar su primera órbita alrededor del Sol. El plan original era que llegara hasta una distancia de 400 millones de kilómetros en dirección a Marte pero el trayecto se modificó, porque uno de los cohetes se alejó.

¿Tiene sentido el proyecto de Musk de bombardear el planeta para hacerlo más habitable? De acuerdo con un artículo publicado por The Next Web, una investigación de la NASA indica que no hay suficiente dióxido de carbono para alterar las condiciones de ese planeta.

La presión atmosférica en Marte es alrededor del 0,6 por ciento de la de la Tierra. Dado que Marte está más lejos del Sol, los investigadores estiman que se necesita una presión de CO2 similar a la presión atmosférica total de la Tierra para elevar las temperaturas lo suficiente como para permitir un agua líquida estable.

La explosión para vaporizar las capas de hielo solo contribuiría con suficiente CO2 para duplicar la presión que hay en Marte al 1,2 por ciento de la Tierra, con lo cual no alcanzaría para volverlo habitable.

Muchos investigadores creen que aún no están dadas las condiciones para colonizar Marte. No existe o no está suficientemente desarrollada la tecnología para lograr ese objetivo, dicen. Sin embargo, Musk cree que es viable. Habrá que ver si esto queda en un mero proyecto o si realmente lo lleva a cabo.

Lo que queda claro es que Musk no deja de crear. Basta que una idea cruce su mente para que ponga manos a la obra (y unas cuantiosas sumas de dinero) para convertirla en realidad.

Recordemos que busca colocar 12.000 satélites para proveer internet a todo el mundo, principalmente a las zonas de difícil acceso donde las conexiones no llegaron o son de baja calidad; está trabajando en un proyecto para crear una interfaz computadora-cerebro o que instaló la batería de litio más grande del mundo en Australia. Y la lista continúa. ¿Hay más? Hay mucho más.