El gobernador Ron DeSantis anunció que el estado está listo para la “Fase 3” de la reapertura, tras los cierres impuestos por la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.

Durante una conferencia de prensa en la mañana del viernes, el gobernador de Florida indicó que el estado estará permitiendo que los restaurantes operen a un mínimo del 50% aun cuando el gobierno local exija lo contrario.

La orden de la “Fase 3” entrará en vigor de inmediato, según dijo DeSantis.

La fase 3 significa que los restaurantes locales pueden abrir a un mínimo del 50% de su capacidad y se les permite operar a plena capacidad. Los gobiernos locales deben justificar cualquier ordenanza que restrinja a los restaurantes a operar a menos del 50%, dijo DeSantis.

El Sur de Florida es una excepción en la orden ejecutiva anunciada por el gobernador y las medidas que contiene aún no aplicarán para esta porción del estado.