Solo hay «una sola» oportunidad para dar una excelente primera impresión a un niño y su familia, especialmente si esta familia tiene una situación de salud con algún integrante .

Tuvimos como familia, varias oportunidades donde esta primera impresión que recibimos fue bastante desalentadora y lejos del amor del Cristo. Nos miraban con rechazo y con expresiones no verbales llenas de desprecio . Que tristeza mis amigos y cuanta desinformación y poco entrenamiento hay en el ejercicio de la «compasión» en la comunidad de fe hispana en todo el mundo! .

Hoy mi escrito es puntual y desafiante, quiero con todo mi corazón ofrecerle la otra cara de un familia de fe especial que enfrenta a diario el rechazo y la falta de compasión. Antes de criticar a una familia que enfrenta a diario situaciones inusuales de salud , edúquese. Póngase en el lugar de aquel que sufre , eso es lo correcto y cristiano.

Cualquier niño debe ser recibido con alegría y honor siempre, no importando su apariencia ni su estado de salud. No importa si el niño responde o no al adulto o si le falta un brazo o su comportamiento es diferente a lo de los demás, cuando una familia llega a la casa de Dios, es primordial mostrar el amor mas allá de cualquier otra expresión o regla.

Se supone que el personal que se encarga de recibir a los visitantes por primera vez, reciban con alegría y expectativa a esa familia y especialmente a los niños , como dijo Jesús. Los niños no van solos a la Iglesia, van con aquellos que los llevan y ambos son receptores amplificados del amor o el rechazo a primera vista.

Parece que esta situación de elección de los visitantes, «solo los perfectos individuos» se pueden acercar al Señor, también pasaba en los tiempos de Jesús y Dios mismo hecho hombre, dejo instrucciones precisas para aquellos que no modelaran la compasión y el amor incondicional y no hacer acepción de personas.

Marcos 10:13 Y le presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.

Para dar una excelente buena impresión le voy a sugerir algunos detalles para que los incluya al entrenamiento que su institución le haya enseñado.

1- Sonría !!!
Sonría como si usted estuviese viendo a Jesús en persona o a alguien que le trae un regalo de 10 billones de dólares en su bolsa. Usted esta recibiendo a alguien VIP (Very Important Person) con mucha influencia al que usted debe de tratar más que bien.
La sonrisa y la expresión detrás de la sonrisa, destilara ese sentimiento de aceptación y alegría que ese niño y familia percibirán en su mirada y en una milésima de segundo usted los ganara o perderá para siempre.

2 – Choca 5
Acérquese al niño y dígale
Hola Príncipe! Choca 5! Hola Princesa Choca 5!
Bienvenido mi amiguito! Te estábamos esperando!
No tenga miedo de una sillas de rueda o de un comportamiento de autismo o de un rostro rasgado por el síndrome de down o de un cabeza de un niño calva por la leucemia u otras disabilidades.

3- Sea Amable y Educado
Estoy tan contenta de verte! Gracias por traer a su hijo a nuestra Iglesia! Que alegría verlos! En que puedo ayudarle ? No mencione nada sobre la salud si los padres no se lo dicen. Sea muy cauteloso con sus palabras .

4- Deje los Prejuicios
Mire con cara de alegría. No haga gestos con su cara de rechazo, critica o sorpresa. Trate a esa familia mejor que si fuera la suya. Bríndese y de amor. Todos , absolutamente todos, son bien recibidos por Dios y usted es su representante preferido.

El amor es la mejor herramienta que Dios le ha dado. No hay nada mas feo que llevar al niño a la Escuela Dominical y le digan: «Este niño no puede estar aquí por su situación de salud o comportamiento o etc» Que cruel! Ese niño y su familia necesitan mucho de Dios y usted es la puerta que se abre o se cierra para recibir la palabra incorruptible. Recuerde que Dios recibe a los imperfectos, enfermos y necesitados igual que usted. Meta las manos en el arado y conquiste a ese niño y su familia. Haga la diferencia !! Usted Puede !

Por Silvana Armentano
Licenciada en Teología y Música
www.silvanaarmentano.com
musikhope4kids@gmail.com
www.facebook.com/silvanaarmentanomusic