En el 2014 el Señor me regaló la letra y melodía de esta canción. Pensaba en la maravillas y grandeza del Señor y cuán agradecida estaba con El por todos los procesos que me había permitido pasar. Sus promesas serán siempre mi motivación para seguir adelante. Vivimos en un tiempo donde muchos pierden la esperanza, necesitan dirección, no conocen su propósito en este mundo. Mi familia y yo hemos decidido poner a Dios primero, en todo los aspectos de nuestras vidas y dejar que dirija nuestros pasos aún cuando el camino es difícil. Dios siempre será mi gran Inspiración.

A través de estos últimos 9 años, el Señor me ha demostrado de tantas maneras que mi propósito es servirle.

Hace 7 años conocí al hombre que Dios tenia preparado para mí, con un corazón listo para servirle a El y juntos hemos formado nuestra pequeña familia con nuestras dos princesas Faith y Hope. Dios nos permitió pasar por un proceso difícil cuando decidimos formar nuestra familia. Después de dos años de casados quedé embarazada y luego de casi 4 meses perdimos a nuestro primer bebé. Fue un momento muy fuerte para nosotros, pero mantuvimos la Fe, por eso nombramos a nuestra primera Hija Faith. Nuestra princesa milagro, que nació a las 34 semanas con solo 4 libras. El Señor me permitió volver a quedar embarazada de nuevo después de Faith y volvimos a perder nuestro segundo bebé. En ese momento no entendía el plan de Dios para mí.

Después de tantos años en el Ministerio, dedicando mi vida a Dios y motivando a otros, me tocaba motivarme a mí misma y dejar todo en la manos de Dios. Después, el Señor me mostró que iba usar esos momentos de mi vida para ayudar a otros en el mismo proceso, porquel en muchas ocasiones perdemos la esperanza. Meses después, el Señor nos envía a nuestro cuarto angelito, la cual nombramos Hope (Esperanza). En cada paso de mi vida he visto a Dios presente, aún cuando nos faltan fuerzas.

Ahora, 9 años después es el tiempo perfecto que Dios a escogido para re-iniciar Su propósito en mí. El ministerio que puso en mis manos cuando sólo tenía 14 años. Junto a mi esposo, hijas y familia retomé esta preciosa jornada.